“Bases: Setenta veces siete – guerra!”

5 09 2009

Primero pusieron las siete bases en Colombia, pero a mi no me importó porque yo no era colombiano; enseguida, con esas siete bases, dieron siete puñaladas en la América Morena, pero a mi no me importó porque yo miro y admiro a la América fashion de rubia cabellera. Primero dieron el golpe en Honduras, pero a mi no me importó porque no era hondureña.

Primero el Pentágono anunció la reactivación de La Cuarta Flota para “combatir el terrorismo” pero a mi no me importó porque yo no soy terrorista, después para enviar un “mensaje” a Venezuela pero a mi no me importo por que yo no soy venezolana ni caribeña.

Primero bombardearon el sucumbíos ecuatoriano, pero a mi no me importó porque yo no habito la selva. Después como las siete plagas postreras, siete bases son setenta, pero a mí no me importó por que ya compré mi salvación eterna.

Después, setenta veces, siete tambores del Apocalipsis percutaron guerra, pero a mi no me importó porque en mi iPod, mi TV, en mi iPhone y mis accesorios, esos ringnstones, se van pa´fuera. Ahora las bases están aquí, pero ya es demasiado tarde………

Tremendo desafío presentizar aquí y ahora la poética bretchiana. Inténtelo por lo menos una vez al día, póngase en el lugar del otro y hágalo por lo que fuera , sea ese otro usted, una vez al día por lo menos , pero ….deje que le duela .Complete con lo que sea y de lo que se trate, la última estrofa …. Demasiado tarde….

La “ajenidad” es cosa nuestra

Más allá de la licencia ejecutada para reformular el poema, civilizatorio será tomar el recurso por asalto, porque de modo urgente, su vigencia, nos interpela y porque pudiéramos hacer de él una práctica analítica. Un cambio en la posición subjetiva. Necesario a la humanidad.

El análisis a que apelamos, en este caso, no es un simple acto de lectura, mucho menos de rememoración sino, más bien, un acto de exploración desde nuestras raíces, condiciones y mecanismos , en tanto se repiten , e insisten con la eterna “ajenidad” en la cualidad de lo humano, en tanto lo humano es ajeno , si nos aqueja , nos oprime ,nos señala e inquieta en fin , nos incluye como igual en condición idéntica, en el mismo sufrimiento que el otro tenga. En síntesis, en la misma humildad que esa otredad sustenta –

Guerra siempre es guerra, y ante estos sonidos de metales e infiernos, esos tambores,- vengan de donde vengan, cuantimás si son vecinos piden leer su letra. Las circunstancias el escenario, y percibir del montaje la obra .La que se ejecuta o la que se intenta, siempre es el libro de misión expedicionaria para la ocupación y el dominio.

Viejos ropajes para un nuevo reparto de personajes. El casting esta servido de modo rutilante las marquesinas con la misma bandera, pero que en la medida en que se expande, se agrega una estrella, hoy las que contiene ya superan cualquier cuenta .De estrellas… De caretas.

Los truhanes al acecho. Los mercaderes en el templo. Las vedetongas prueban nuevas gorras militares en sus pezones henchidos y siliconados, cremas a base de vísceras y de órganos traficados .El mefisto reporta los sucesos como periodista por cable. Todos a sus puestos en comando.

Alzheimer social
El peligro amenaza si hay “amnesia” (ó al decir del Presidente Correa) si un “alzehimer social” nos posea. Peste en pandemia la desmemoria, si no atendamos la inminencia ¿Será acaso Bertolt Brecht, quien nos señale la frontera? Porque la frontera verdadera es el tiempo.

Entonces nos implicamos y damos la respuesta- o nos demoramos en considerar en la alteridad a mi semejante, cuando talla lacerante. Entonces, ya “demasiado tarde “, no será una cuestión privativa del poeta y su arte, sino, una cuestión de muerte o de fuego y sangre.

En cierto sentido, la memoria, la memoria colectiva como construcción, se convierte en garante del patrimonio heredado de nuestros valores originarios ancestrales. La América morena en pie, vuelve a levantarse frente a los que violan la conciencia del pasado deformando los fundamentos aportados por las luchas de nuestros pueblos originarios. Nuestros mártires, nuestros héroes, nuestras epopeyas. Tupac Katar, volvió a Bolivia, habrá que recordarles.

La memoria colectiva atesora ese patrimonio heredado. Natural desafía a los que construyen tradiciones funcionales a los poderes hegemónicos; pruebas y relatos por doquier en todas las localidades, Hallowen, Santa Claus….por nombrarles. La memoria colectiva pelea para que no la secuestren , para lo cual y en tal caso, como sucede con un país amenazado o bloqueado –aunque el imperialismo a tal acción en Cuba le llame embargo- , el presupuesto en defensa que se debe invertir en ello , si bien es necesario , e irrenunciable, sabemos que es menos plata para la barriga de ese pueblo combatiente . Así la memoria en tanto si se le respeta, pide un espacio en recorte al espectáculo y a lo efímero, es decir un lugar constituyente. Denegados ambos, memoria y espacio – por las marcas de servicio y entretenimiento por ejemplo del Time Warner Entertainment televisión.

De tal modo opera el invasor, por vía de lo mediático sobre la cultura de los pueblos , intenta hacer tabla raza con su amnesia inoculada” forcluyendo leyes y códigos populares , toda vez que el dis-valor disemina usurpador lo ejemplar y “superador” exhibiendo supuestas individualidades “salvadas” ,para lo cual solo una puerta les abre la llave da acceso si la renegación de lo propio, es decir, a la propia raíz , y a la propia clase- se confunde en el “porno espectáculo de la obscenidad del ascenso tan depredador como rápido-

“La Misión” -Savoir-faire

Una de las características quizás más sutiles que se intenta inocular con toda instalación de bases :lo constituye la “misión” sea de estirpe separatista “o de nuevo expedicionario conquistador cuando no es conquista a punta de cañón- Misionar entonces , será presentar en analogía a la misma matriz , aquello en apego a cierto orden del yo estadounidense (el “american self”) cualquier colonizador. Ese es irreductible su Savoir-faire.

Vea, se recreaba esa situación hace muy poco en Bolivia cuando la masacre, mas precisamente Santa Cruz, las fuerzas separatistas de la derecha con epicentro de lo que quieren “independizar” justamente es territorio rico en petróleo, gas y producción agropecuaria. Esas riquezas, especialmente los hidrocarburos, están en la mira del imperio del Norte, porque a ellos les falta.

Los separatistas no quieren ninguna mediación. Recordemos que la experticia en secesiones, también fue clave en la separación de Kosovo. Aquí o allá se manifiestan con ese Savoir-faire, de profunda convicción (los expedicionarios, separatistas y misioneros de la secesión) de su “destino manifiesto” y resulta evidente que- en sus implicaciones, siguen combatientes porque que todo, o bien regrese a su pasado colonial y dominado o bien intentan controlar nuevas tierras prolijamente hegemonizadas. Por vía de las bases por ejemplo.En estos casos las guerras civiles también son guerras-

No hay ficción en la memoria excepto el recurso recurrente con el que se apela a su distorsión, es decir su negación, entonces se inventa o se manipula , se distorsiona la historia conjuntamente se distorsiona la realidad .

Las consecuencias inexorables por la repetición, reeditan hechos irreversibles, terribles negados y renegados- Distinto es elaborar el destino del olvido, cuando conspira el silencio, en patente desacuerdo al grito sagrado.

El proceso de recuerdo social se forma en el juego de las más ricas formas comunicativas de la vida cotidiana y popular. Es allí en donde surgen visiones de la historia y se expresan en discusiones a partir del uso de la ideología. Y el lugar donde se está situado

“Primero se llevaron”
El pasado “nace” constructivo toda vez que se cimienta el presente. No hablamos pues del simple recuerdo sino de la dialéctica, determinando lo que activamente se recuerda, así los esclavos, así los amos. Por eso el silencio social inducido por el Estado, cuando se ha prescripto el ocultamiento en cuanto terror .Nos anticipa luego lo sitiado

Durante la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en San Carlos de Bariloche, Argentina, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, develaba las intenciones del gobierno de Estados Unidos con la instalación de 7 bases militares en territorio colombiano. Entonces leyó fragmentos del libro blanco del Comando de Movilidad Aérea y la Estrategia Global de Bases de Apoyo del gobierno de los Estados Unidos, en el cual, las fuerzas políticas y militares estadounidenses, detalla el despliegue que consideran necesario alrededor del mundo para “garantizar la seguridad nacional”.

Los recursos naturales como petróleo, agua, y diversos minerales, todos de gran presencia en América Latina, están en la mira de los despliegues militares estadounidenses de acuerdo al citado libro por el presidente Chávez.

El año pasado, luego de la masacre en el Sucumbíos ecuatoriano cuando fuera invadido el territorio, la región tuvo una reacción negativa frente al restablecimiento de la Cuarta Flota de la Marina Americana.

Será una simple la percepción a esta altura, enumerar la sumatoria de apenas algunos de los hechos descriptos, pues sin embargo todos, según parece, revelan una postura de neto corte militar agresivo .Algo así como expedicionarios a la carga…?

Para finalizar , la memoria del poema (*) que tomamos por asalto para su reformulación refiere en su original : “Primero se llevaron a los comunistas, pero a mi no me importó porque yo no lo era; enseguida se llevaron a unos obreros, pero a mí no me importó porque yo tampoco lo era, después detuvieron a los sindicalistas, pero a mí no me importó porque yo no soy sindicalista; luego apresaron a unos curas, pero como yo no soy religioso, tampoco me importó; ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde”….

Tremendo desafío presentizar aquí y ahora la poética porque las bases: setenta veces siete son Apocalipsis y guerra! ”

PD (*) Poema que se adjudica a dos autores: a) Bertolt Brecht, poeta y dramaturgo alemán o b) Martín Niemöller Pastor y Teólogo Alemán.

FUENTE:

MIS FELICITACIONES, EXPLENDIDO.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: